sábado, 1 de febrero de 2014

Huerto comunitario de Cachouane

Después de mi visita a la isla de Karabane, mi amigo y guía Cyriaque me propone que regresemos a Elinkine para coger una barca y continuar nuestro viaje por el río Casamance hasta llegar a Cachouane. En esta zona no resulta difícil encontrar transporte fluvial pero casi siempre será necesario tener un poco de suerte y esperar hasta que las barcas locales consigan llenarse de pasajeros. Durante el tiempo que estuve esperando en el embarcadero Elinkine me dediqué a observar a la gente que se concentra alrededor del río, niños bañándose, pescadores recogiendo redes o preparándose para salir a pescar son muchas de las actividades que acontecen durante el día. Ya en la barca y en compañía de la gente local nos ponemos en marcha hacia Cachouane, el paseo transcurre entre grandes manglares que bordean un fértil paisaje, la compañía de las aves que se dejan ver en las orillas del caudaloso río y un sol que empieza a hacer justicia sobre nuestros cuerpos. Unos cuantos kilómetros antes de que el agua del río se una al mar llegamos al embarcadero del Campament Sounka, un lugar tranquilo donde se puede comer un buen pescado fresco. 






En esta parte de la Casamance muchas comunidades apuestan por la gestión y explotación de los conocidos huertos comunitarios. Estos proyectos de autoabastecimiento reciben ayudas de organizaciones no gubernamentales que les facilitan la compra de herramientas y la formación en técnicas agrícolas que les ayudaran a sacar mayor provecho a sus cosechas. Cada proyecto comunitario cuenta con el protagonismo de las mujeres del poblado, son ellas, las que se ocupan del trabajo y mantenimiento de los huertos, a cada familia le corresponde una porción de terreno en la que cultivan sus hortalizas y disponen de varios pozos de los que extraen el agua para el riego.














Los proyectos agrícolas de este tipo han cambiado la vida a la gente y son de vital importancia para las comunidades, algunas de estas mujeres con su producción han podido incluso comprar vacas, mejorar sus hogares y ocuparse de la educación de sus hijos.


©Albert Farnós












martes, 30 de abril de 2013

El Gerewol / video documental

A diferencia de los Peul el pueblo Mbororo sigue con su modo de vida nómada. En esta sociedad cada miembro de la familia tiene deberes específicos, mientras los hombres se dedican a la atención del ganado y los asuntos políticos, las mujeres se ocupan de ordeñar las vacas, la preparación del queso y la comida. Las tareas con el ganado hace que muchas veces los hombres y algunas mujeres se desplacen en busca de buenos pastos, al final de la época de lluvias los pastores se reúnen para celebrar la gran fiesta del Gerewol, es una gran ocasión para reafirmar su identidad, reafirmar los lazos tribales y aprovechar la ocasión para el cortejo. 

El Gerewol es una de las ceremonias que sobreviven en el Africa Negra, consiste en una espectacular demostración de belleza, donde las mujeres jóvenes pueden escoger a su futuro marido entre un grupo de hombres que bailan con el fin de poder seducirlas. 
El festival se puede presenciar en el norte de Camerún durante la época del año en que los pastores Mbororo se concentran para celebrar sus festejos más tradicionales.


+información http://www.viajesetnograficos.com/2011/11/el-gerewool-en-el-norte-de-camerun.html



Video documental en una de las celebraciones en la región de Poli.






jueves, 18 de abril de 2013

La luz en África, el disparo a contraluz.


En esta nueva entrada voy a hablar de la Luz en Africa y de la técnica fotográfica de disparar a contraluz.

Depende de la época del año que viajemos a Africa no nos resultará fácil encontrar cielos azules y magníficas puestas de sol, sobretodo si coincidimos en la época de lluvias estaremos acostumbrados a ver cielos grises acompañados de días de lluvia y con mucha humedad que hace que a veces nos sintamos un poco decepcionados con nuestros resultados. La luz es un elemento esencial para poder conseguir una buena fotografía, por tanto el fotógrafo de viajes siempre debe buscar y pensar donde podemos encontar la mejor luz para nuestras fotografías.

En mi último viaje a Senegal tuve la suerte de poder disfrutar de unos magníficos días de sol, los cuales aproveché para fotografiar los atardeceres potenciando la luz en todas sus formas. La luz africana del atardecer es un punto a favor a la hora de fotografiar cualquier escena; resulta fácil fotografiar con esta luz cobre difusa que baña el espacio y que hace que afloren por unos momentos unos tonos cálidos que percibe el ojo del fotógrafo. A veces no es mucho el tiempo que tenemos para poder disfrutar de este momento lo que hace que tengamos que estar dispuestos y con la cámara siempre a punto.






El disparo a contraluz es ampliamente conocido, de todas formas, voy a explicar algunos conceptos que puedan ayudar a mejorar nuestros resultados. Un contraluz es una imagen en la que la fuente de luz más fuerte se encuentra en el fondo de la imagen y no en el sujeto que se encuentra en un primer plano. Para conseguir este contraluz sin contar con luz artificial es relativamente fácil, hay que exponer correctamente el fondo y después encuadrar la escena, hay que recordar que el resultado final va a depender mucho del encuadre que hagamos. Es importante no mezclar siluetas, siempre obtendremos un mejor resultado si colocamos las siluetas separadas, hay que tener en cuenta que para que la silueta  sea completamente negra tiene que haber una gran diferencia de luz entre el fondo y el sujeto que hay en primer plano, de este modo el fondo quedará expuesto correctamente dejando el sujeto subexpuesto. Como último consejo debemos utilizar una profundidad de campo lo mayor posible para conseguir que el fondo y las siluetas salgan bien enfocadas.





En este tipo de situaciones debemos valorar la escena que tenemos enfrente, realizar un ejercicio previo que consiste en analizar las imágenes y decidir que nos puede interesar más, saber si queremos un disparo a contraluz, obtener detalles en los rostros de los bailarines con lo que que sobreexpondriamos el fondo y cielos o quedarnos con las imágenes de los músicos que amenizaban la sesión.

En aquel cálido atardecer éramos algunos los curiosos que estábamos fotografiando esta misma situación en la playa, os dejo las imágenes que se podían obtener en el mismo lugar pero fotografiando a favor de la luz del sol. 








©Albert Farnós


Quería terminar con una reflexión en favor de la luz de Africa.

Hay algo en África que nos engancha, muchos estaréis de acuerdo en eso, casi seguro que la luz tendrá algo que ver en esta sensación. La atmósfera que se crea en los atardeceres tiñe los rostros y aparecen esas bellas escenas que tantas y tantas veces hemos previsualizado en nuestra mente.





viernes, 22 de febrero de 2013

RIP a BENIN. Relatos de un funeral

Durante el tiempo que pasé en el norte del Togo a menudo sentía la necesidad de escapar hacia el sur del país, en definitiva para recalar en Lomé. La capital de este pequeño país africano es una de la pocas ciudades del mundo que hace frontera con otro país, paseando por sus calles nos encontraremos casi sin darnos cuenta con la frontera de Ghana. Mi destino una vez llegado a Lomé no era entrar en Ghana sino dirigirme hacia el este y conocer Benin.


Mi viaje a Benín pretendía investigar el legado animista que a través de las fiestas sagradas, danzas y rituales de iniciación se practican en muchos de los lugares de la costa africana del golfo de Guinea. En mi recorrido desde Ouidha hasta Porto Novo, capital histórica de Benin, tuve la suerte de conocer a Gerard Blouchard, un beninés que me invitó a documentar el funeral de un familiar.


Habitación de la difunta Beatrice Houssou. 

Esta historia la relaciono con la pasión y energía que siento por las tradiciones y rituales de origen africano. Una pasión que va un poco más allá de la curiosidad que siente el forastero en conocer una nueva cultura. Con este trabajo intento acercarme a la riqueza cultural que mantienen los rituales de la muerte en la cultura africana y que en muchos casos son fruto de una nueva forma de celebración debido al sincretismo religioso y cultural que existe en la mayoría de países del Africa Negra.




... me siento extraño, casi un intruso, como si estuviese invadiendo la intimidad en el seno de una familia que acaba de perder a un ser querido.

Continua llegando gente, entre abrazos y besos poco a poco se configura un nuevo escenario. Una ceremonia celebrada en al calle convoca familiares y amigos. Una larga noche donde el sudavi (licor de palma) acompañado de tertulias, cantos y bailes nos ayudará a llegar a un nuevo día.



Empiezo a sentir esas sensaciones que se generan cuando fluyen las emociones del viajero aventurero y las del fotógrafo que se deja guiar por el simple hecho de descubrir las cosas con la ayuda de nuestra compañera de viaje, la cámara fotográfica, me siento como un observador curioso. El ritmo es cada vez   más intenso y los sentidos me transportan hacía una multitud que empieza a celebrar la parte más intima  del ritual, canciones, oraciones y bailes, tienen un marcado protagonismo entre las mujeres que se apresuran a preparar el féretro para el momento del traspaso. Este tipo de ritual es reservado sólo para las mujeres, las cuales depositan en el interior del ataúd y junto al cuerpo del difunto: una pieza de ropa, dinero y una botella con sudavi (licor de palma), para preparar el despertar del ánima del difunto y el posterior traspaso a un nuevo estado posterior a la muerte.









Un tenso pero a la vez relajado rumor avecina que estamos prontos para el camino del séquito hacia la iglesia. Los vestidos de hombres y mujeres configuran un marco de colores que hace difícil pensar que estamos ante un funeral. Todos los familiares y amigos más próximos a la familia han de llevar el mismo tipo de vestido confeccionado especialmente para la ocasión.




La ceremonia en la iglesia no se diferencia mucho de las que se conocen en la religión cristiana, seguramente debido a la herencia de la colonización europea en África y que es ejemplo una vez más de esta nueva forma de celebración de los rituales africanos.
Salimos rápidamente de la iglesia, por todas las puertas sale gente, el desorden y los gritos se hacen presentes en un entorno donde hasta el momento se había guardado un solemne silencio. El desconcierto sigue una vez en el cementerio parece, que todo el mundo quiere estar presente en el momento del entierro.








Una vez en el cementerio el séquito se predispone a dar sepultura al cuerpo de la difunta señora Beatrice, después de mantener entereza durante toda la jornada, será en este punto donde los hijos y familiares más próximos de la difunta exteriorizarán su más sentido pesar por la muerte de su familiar.

La jornada ha sido larga y con muchas emociones, me siento cansado y un poco triste, tal vez porqué se me recrudece el recuerdo de la muerte de mi padre.

En compañía de mi amigo Gerard salimos del cementerio y decidimos sentarnos en la terraza de un bar donde en compañía de una cerveza empiezo a explicarle cosas de como son nuestros entierros. 


©Albert Farnós

... la fotografía expresa la muerte en futuro, 
    ya sea porqué el sujeto ha muerto como si no,
    toda fotografía es siempre una catástrofre.

    Roland Barthes,  La cámara lúcida



miércoles, 19 de diciembre de 2012

Premio Fotografía Solidaria

Uno de los primeros proyectos de cooperación lo realicé en Togo colaborando con la Fundación Proide. En este pequeño país del Africa del Oeste la Fundación tiene uno de sus 4 proyectos solidarios en el tercer mundo. La ayuda a este proyecto educativo se centra en apoyar y dar formación a los alumnos y profesores de las escuelas rurales en la ciudad de Dapaong en el norte del país africano muy cerca de la frontera con Burkina Faso.

El pasado día 12 de diciembre me premiaron 2 fotografías en el IV concurso de fotografía solidaria que organiza la Fundación Kassumay bajo el tema  "El arte de aprender". Como novedad de esta edición la exposición se monta sobre unas lonas que después serán recicladas para convertirse en bolsos solidarios y que ayudaran a financiar los proyectos de cooperación que la Fundación Kassumay tiene en el sur del Senegal.

Las 2 fotografías premiadas.








Os dejo los enlaces con las informaciones de los proyectos de la Fundación Kassumay y de la empresa RUW que diseña y fabrica los bolsos solidarios.

La edición de los bolsos es limitada a 50 unidades y el precio es de 25 €.

Información y reservas a: 
kassumay@fundaciokassumay.org


Ejemplo de bolso solidario.












domingo, 19 de agosto de 2012

Viaje de prospección al Africa Central

Siguiendo el interés por conocer un poco más sobre los secretos que esconde el continente africano voy a  viajar a la República Centroafricana (RCA) y Camerún. El plan de viaje consiste en diseñar una ruta para la práctica de la fotografía combinada con la observación de animales y  profundizar un poco más en los pigmeos que habitan en el Africa Central.

El punto de partida de la ruta será Bangui capital de la RCA. Desde allí me dirigiré a la Reserva de Dzanga-Sangha para visitar el Parque Nacional de Dzanga-Ndoki y observar a los gorilas de llanura  (Gorilla gorilla), mangabeys y los elefantes centroafricanos, así como compartir experiencias con los pigmeos que habitan dentro de la Reserva.
Los pigmeos se encuentran divididos en diferentes subgrupos étnicos, desde la costa atlántica de Cameún hasta las profundas selvas de Ruanda. En las áreas protegidas del sur de la RCA viven alrededor de 40.000 individuos conocidos como los pigmeos Bofi que en muchos casos tienen la misión de acompañar a los visitantes en las habilidosas y arduas tareas de avistar a los gorilas y elefantes en el interior de la selva.






El viaje continua en dirección a Camerún pasando por Yaounde hasta llegar a la costa camerunesa, concretamente a Douala y desde allí partir hacia la Reserva de Douala-Edea para conocer un poco más sobre las gentes que la habitan. En el interior de la Reserva podemos convivir con otro subgrupo pigmeo, los llamados Bakola que se encuentran en este gran espacio natural de sudoeste del Camerún. En la Reserva de fauna de Douala-Edea podemos ver de cerca el chimpancé del Africa Central en el Santuario de Pongo Songo.


Espero poder seguir informando sobre esta nueva aventura africana.




domingo, 5 de agosto de 2012

Los Koma de Camerún // video documental

Los Koma también conocidos como "pueblo perdido" es el segundo de los videos documentales que presento sobre los grupos etnograficos de Camerun. 
A través de una mirada basada en el respeto y de forma observacional continuo investigando entre muchos de los grupos étnicos que todavía existen en el Camerún. Sus tradiciones más ancestrales y su fuerte identidad tribal forman parte de este pueblo en resistencia.

+ información sobre los Koma en:
http://www.viajesetnograficos.com/2012/02/los-koma.html





Una de las curiosidades de las mujeres koma es que solo ellas fuman con pipa, hecha de barro y bambú. El tabaco junto con el cultivo del maiz, arroz y mijo entre otros es tarea de las mujeres.


© Albert Farnós


En el pueblo koma son muchas las mujeres que trabajan en el campo con sus azadas acompañadas de los niños más pequeños durante toda la jornada. La cosecha sirve como alimento de subsistencia para toda la comunidad pero también para intercambiar alimentos en los mercados más próximos hecho que les obliga a desplazarse y a tener relación con pueblos cercanos de otras etnias. 
+información en: http://www.viajesetnograficos.com/2012/02/los-koma.html